martes, 14 de febrero de 2017

Gritos desde el alma




Dicen que la vida es un constante cambio, y estoy totalmente de acuerdo con ello. Lo que no dicen, es que a veces esos cambios van acompañados de mucha incertidumbre, de momentos en los que te pierdes y no sabes por dónde buscarte, de sueños rotos aunque vengan otros nuevos de los que no puedes disfrutar porque solo sientes a medias si no te has recuperado lo suficiente de la vida.

Porque la vida, por mucho que digan que es bella, también es sufrimiento. Mucho sufrimiento para vivir unos pocos momentos bellos a cambio. Y aún así nos dicen que merece la pena. Y aún así, quiero creer que merece la pena.

No obstante, los días en los que los hombros te pesan demasiado como para levantarte de la cama, y el malestar físico causado por problemas emocionales relacionados con la vida, te pueden. Y te preguntas para qué levantarte otra vez, sólo para esperar el momento en que algo te vuelva a hundir y quieras esconderte de nuevo llorando bajo las sábanas, o lo que es peor, quieras desaparecer del mundo porque ya no te quedan ni lágrimas para llorar y no crees realmente en que algo de lo que tienes en tu vida vale lo suficiente como para seguir aguantando una cruz invisible que en gran parte ni siquiera es tuya, pero te toca llevarla igual porque el destino así lo ha querido.

Hay días negros en los que todo es más triste, más oscuro, y más desolador. En los que uno no quiere reir para hacer feliz a los demás, entre otras cosas, porque a nadie le interesa la oscuridad que hay detrás de tu sonrisa. Hoy en día, las personas se limitan a querer solo las risas, lo bonito, lo agradable. Nadie se para a pensar que todos somos mitad luz y mitad oscuridad, que todos tenemos nuestros momentos, y que a todos nos gusta contar con alguien cuando estamos mal.

La gente te ve siempre sonriente y piensa que tú eres así, alegre, invencible, fuerte.
No se paran a mirar lo que hay detrás.
Recuerdo cuando hace mucho caí en una profunda depresión y una de mis supuestas mejores amigas me preguntó toda incrédula cómo podía ser si me pasaba el día riendo y gastando bromas. Es lo que tiene no mirar más allá de la superficie.

Quizás por eso cada vez me distancie más de ese tipo de personas que solo te quieren para lo bueno. Me cansa tanta superficialidad. Está claro que a todos nos apetecen los momentos bonitos, pero ¿qué tipo de persona eres si luego le das la espalda a alguien con quien te gusta reir solo porque de repente ves que la tormenta se ha apoderado de esa persona y de la que no sabe como salir? ¿No sería mucho más humano que todos estuvieramos ahí para tendernos mutuamente una mano?

Es lo que tiene la vida. Que no todo es como debería ser. Que todo es mucho más complicado de lo que podría ser. Que muchos seres humanos son por naturaleza, retorcidos, egoistas e inhumanos.
Por eso aprecio tanto a las pocas personas en las que realmente puedo confiar, que son justamente las que ven dentro de mi y ven mis tormentas y me ayudan a pasarlas, apoyándome o simplemente acompañándome en silencio sabiendo que no pueden hacer otra cosa que hacerme saber que están ahí.

Me quedo con esas personas que aún tienen corazón, que aún sienten, que aún tienen arrebatos, lloran, gritan, se desesperan,... porque eso es lo que las hace ser auténticas.
Me sobran las promesas falsas con sonrisas superficiales.
A veces, un simple abrazo inesperado, dice mucho más de una persona, que diez años de amistad viéndose todos los días.

Mañana será otro día. Puede que esté menos hundida, menos triste, menos desganada. Y puede que no. Hoy por hoy, mi alma está llena de agonía que no sé cómo acallar. Pero todo pasa, y sé que cualquier día de estos brillará de nuevo el sol.

Y seguiré luchando, porque sí, porque soy fuerte, porque por cansada que esté siempre acabo levantándome de nuevo. Porque la fuerza que me guía no es otra que la del amor, en el que sigo creyendo a pesar de todo. Es el amor y la bondad de algunas personas el que hace que los actos de otras no parezcan tan malos aunque lo sean.

Y en ese mi camino, agradeceré siempre tener a mi lado a esas personas que aguantan mis berrinches, mis silencios y mis arrebatos. A esas, que me hacen reir sabiendo que no estoy bien, que me cuentan sus cosas, que comparten de cierta forma, sus vidas y sus propias tormentas conmigo. A esas pocas que tengo el privilegio de llamar AMIGOS, porque es lo que realmente son, y más que comprobado está que no siempre los amigos son los que uno tiene más cerca.

Va por vosotros, si me leéis ya sabéis quienes sois... os quiero, a todos y cada uno de vosotros, de una forma muy especial. Porque sois auténticos, y eso, para mi, os hace realmente únicos e intransferibles.





sábado, 4 de febrero de 2017

Defensa propia



Lo siento, tuve que matarte. Fue en defensa propia. Prefiero que vivas en mi recuerdo a seguir con tus idas y venidas, tus altibajos y acabar perdiéndome yo igual que tú estás perdido.
Lo que necesito es encontrarme, y sé que estoy en el camino correcto.
Por lo tanto, tuve que clavarme una daga en el corazón para acabar con el dolor que me provocan tus arrebatos sinsentido y con una relación apasionada, sí, pero que no conduce a nada.
Descansa en paz. Te tendré por siempre en mi recuerdo.


CAG 04.02.2017

lunes, 16 de enero de 2017

Objetivos




A veces, me pierdo.
No sé lo que busco, ni donde voy.
Ni si voy por el camino correcto.
A veces, busco perderme a propósito.
Para mirar dentro de mi
y evitar todo aquello que me daña y que no me conviene.
Para después centrarme de nuevo,
y concentrar todas mis fuerzas en aquello que necesito
para cumplir mis objetivos.

CAG 16.01.2017

sábado, 14 de enero de 2017

Libre de amores (Miguel Bosé)




Sera la primavera
Y aunque nada sea culpa de las flores
Y pasa el tiempo pase lo que pasa
Pasa una y otra vez

Por mucho que en pasado nos
Jurásemos sagrado lo que fuera
De todo lo pasado
Cuanto queda, ¿cuanto sirve y para qué?

Será que con los años me he hecho inmune
A casi todos los pecados
Normal me de pereza ir al infierno
Si entro y salgo a diario de el

Tal vez a estas alturas
Ya no existan las aturas de lo amado
Y sigo aquí sentado al pié de un
Por si acaso un cuero encuera que

Y de repente no sé como
Nada siento y caigo en cuenta
Que estoy libre de temores
Libre ya de amores
Revivo tomo aire
Y el mundo me responde otra vez

Y de repente no sé como
Nada siento y caigo en cuenta
Que estoy libre de temores
Libre ya de amores
Respiro tomo aire
Y el mundo se ilumina otra vez

Libre de temores
Libre ya de amores

Será la primavera
Que florece la que invade mi alegría
O puede algo corriente
En un instante hacerse sobrenatural

En todo pensamiento
Voy entero, va mi amor y va mi abrazo
Y mira si te quise
Pero ya por eso no vuelvo a pasar

Y de repente no sé como
Nada siento y caigo en cuenta
Que estoy libre de temores
Libre ya de amores
Perdido tomo aire
Y el mundo me responde otra vez

Y de repente no sé como
Nada siento y caigo en cuenta
Que estoy libre de temores
Libre ya de amores
Respiro tomo aire
Y el mundo se ilumina otra vez

Libre de temores
Libre ya de amores
Tocando el cielo en los altares
Libre de temores
Libre ya de amores
Y mira si te quise y pensé

Libre de temores
Libre ya de amores
Tocando el cielo en los altares
Libre de temores
Libre ya de amores
Y mira si te quise y querré


jueves, 5 de enero de 2017

Reflexión de Noche de Reyes





Reflexión de Noche de Reyes:

Los mejores regalos son aquellos que no se pueden comprar. 

Esos instantes, en los que te ríes con tus amigos sin saber ni por qué o por cualquier tontería.
Esos pequeños momentos madre-hija que no cambiaría por nada del mundo.

Una mirada profunda, una caricia que te erice la piel. Un beso que te haga olvidar que el mundo existe. Un abrazo confortante. 

Y por qué no, esos amigos a los que aún ni siquiera les he podido ver la cara pero que son pilares fuertes en mi vida y con los que comparto más que con algunos que tengo cerca. Que te aceptan tal como eres, que no te cuestionan ni te juzguan... 
Que están igual de locos que tú misma, y por eso te hacen sentir que lo tuyo es normal y los locos son los que van de cuerdos. 

Porque bastante se encarga ya la vida de darnos motivos para llorar, y lo que hay que hacer es enfrentarse a ella con una enorme sonrisa. Puede que al final ella te gane, pero tú no has dejado en ningún momento de luchar, porque tienes sueños, ideales, valores. 

Y por ellos vas más allá de cualquier límite , porque cuando algo se desea de corazón los límites no existen y sólo puede demostrarlo quien no deje de ser nunca auténtico. 

Sí, desearía no estar siempre con problemas de vías respiratorias. Pero es el mal menor cuando veo todo lo que me rodea y cuanta autenticidad y cariño tengo realmente en mi vida.
Lo dicho, no lo cambiaría por nada.

Por eso desde aquí, gracias a todos los que habéis estado este año a mi lado de una u otra forma.











domingo, 1 de enero de 2017

Balance 2016



Ya ha pasado otro año. Este mes ya cumplo 45. Y quién me lo diría, porque en parte me siento más joven que nunca. Estar rodeada durante tanto tiempo de mi hija adolescente, su noviete y sus amigos hace lo suyo, imagino. 

Aún así, no me avergüenzo de la edad que tengo, en parte porque físicamente aparento menos o eso dicen las malas lenguas, y en parte porque cada experiencia vivida aporta sabiduría y madurez a cualquier persona abierta a aprender de la vida.

Así que hoy quiero mirar atrás sin orgulo ni rencores y sacar el balance del año pasado, que aunque haya tenido, como todos, partes malas, también ha tenido muchas buenas.

Cada año me hago más selectiva con las personas que me rodean, lo que desde fuera puede ser interpretado como que cada año me quedo más sola, pero no es así. En realidad cada año me rodeo de menos personas pero que me aportan muchísimo más que las que dejo salir de mi vida. Y eso aporta mucha calidad y tranquilidad a mi vida.

Es cierto que últimamente ando muy despistada y con falta de concentración porque tengo muchísimo estrés, y eso se traduce en una mala organización en muchos sentidos. Pero espero poder centrarme este año y así dedicarme a lo más importante con todo mi empeño: mis proyectos laborales y literarios.

Porque desde luego, mi vida privada necesita cualquier cosa excepto organización. A pesar de haber pasado muchos años planificándolo todo y queriéndolo controlar todo, me he dado cuenta de que las mejores experiencias en el plano personal se tienen cuando las cosas no se planifican: hay que dejar que las cosas fluyan. 

¿Y a caso no es más bonito dejar que la vida te sorprenda en lugar de llevar siempre el peso encima de hacer planes que en la minoría de los casos se cumplen? Porque en la vida pasa eso, mientras tú haces planes, ella te lleva por su propio camino. Te pone piedras en el camino o personas con las que no contabas, o saca a otras de tu vida con las que contabas compartir innumerables experiencias más.

Así que resumiendo, doy gracias a todos y cada uno de mis amigos que han compartido este año 2016 conmigo, por aguantarme en las buenas y sobre todo en las malas, por ayudarme cuando lo he necesitado, por su cariño desinteresado.

Y por supuesto a mi hija, que a pesar de ser una adolescente con las hormonas revolucionadas es mi gran orgullo, mi amiga, mi apoyo en momentos difíciles. Es una gran persona con grandes valores y se convertirá en una mejor persona de lo que es, con mejores valores, a lo largo de los años. De eso estoy segura; y ya puestos también la aportación de mi yerni por hacerla feliz, porque ver feliz a mi hija es lo que más me importa en esta vida y no tiene precio.

Y también a todas esas personas que han pasado por mi vida y han vuelto a salir de ella, porque cada una de ellas ha pasado por un motivo aunque yo posiblemente no o sepa aún, pero creo firmemente en ello. Sobre todo a una persona muy especial que he conocido este año y que saca mi verdadero yo, lleno de sensibilidad y pasión, bondad y por qué no, también carácter. Porque así soy yo, y muy pocas personas consiguen sacar lo mejor de mi.

Definitivamente puedo decir, que aunque no haya sido mi mejor año, no ha sido tampoco malo del todo. Y con eso me quedo, agradeciendo cada cosa buena que me haya ocurrido durante los últimos 12 meses.

Empiezo el año con fuerza, ilusión, optimismo, y nuevos proyectos, y eso es lo que cuenta.

Desde aquí os envío a todos y cada uno de vosotros un gran beso y os deseo un muy feliz año 2017, porque este año va a ser grande, va a ser especial. Lo he empezado con buen pie y lo presiento así.




BIENVENIDOS AL 2017


martes, 27 de diciembre de 2016

Marcado a fuego



Tantas personas tan cerca y no obstante tan alejadas las unas de las otras. Y en cambio tú y yo, separados por las circunstancias y siempre tan cerca, un amor destinado a no ser, pero más palpable que la mayoría de los amores convencionales... Te quiero. Más allá de las dificultades, más allá del entendimiento de cualquiera. Y como hablan más los actos que las palabras, aquí sigo a tu lado, porque me demuestras que no estoy sola en esto y llevo tu cariño marcado a fuego en mi piel.



viernes, 23 de diciembre de 2016

¿Regalar ilusión?


 

No me cansaré de poner este tipo de recordatorios... ¿Queréis regalar ilusión? Regalad cualquier cosa excepto animales. Ellos no son culpables de que en ciertas fechas la gente deje de pensar con perspectiva. Y ya puestos, si todos gastaramos un poco menos en regalos innecesarios e hcieramos una donación para las personas que lo necesitan, por pequeña que fuera, el mundo iría mucho mejor.
Felices fiestas de la hipocresía y del amor que no se demuestra durante el resto del año.



jueves, 22 de diciembre de 2016

Los amantes: Teoría y práctica del amor escondido. (Luis J. Torres)

Los amantes. Eternos incomprendidos, juzgados por el resto del mundo. Comparto este precioso escrito por Luis J. Torres que he encontrado en la red, porque no puedo estar más de acuerdo con él.

Espero que lo disfrutéis.

Los amantes: Teoría y práctica del amor escondido.

No cualquiera puede ser amante, es un trato con uno mismo y con la otra persona, es la promesa constante de hacer feliz, de estar siempre allí,  de hacer sonreír. Ser amantes es brindarse un amor desinhibido, es, en palabras de Sir Oscar Wilde: el amor que no quiere decir su nombre.

Son justamente estos amores los que dan vida a aquellos y aquellas que se pensaban fríos y sensatos. Estos amores siempre en juego son el lado oscuro de la luna, son el aceite que hace girar la rueda del progreso, son la vela encendida en la oscuridad del hogar, en el frio de la cama.
Los amantes son los que se obedecen por fin a si mismos, los que escuchan recién a sus cuerpos y a sus almas. Son ejemplos  de civilización humanista, la negación de la maquina y de la álgida razón. Es, la negación de lo establecido, una revolución del espíritu, una lucha por los derechos a el placer y la satisfacción. Es atreverse a cambiar todo lo conocido y acostumbrado.
Pero, es también volver loco de placer al otro en ese juego eterno y constante, pero siempre cambiante, jamás aburrido, que es el abrazo perfecto.
Ustedes no quieren palabras sensatas cuando se habla de los amantes, quieren pasiones desbordadas, escenas increíbles de destreza y técnica, de resistencia y potencia, de alquimia sexual.  Los amantes son más que eso, hablare de los amores furtivos, los amores negados y que son los más disfrutados, que son fuertes por la fuerza que produce lo difícil de su situación. De lo excitante que es amar así por lo que entraña el peligro de ser descubiertos. De esconderse y amarse profundamente, desesperadamente, ese aprovechar las pocas horas que se tienen juntos para poder besar esos labios que esperaron pacientemente, languideciendo de calor y deseo ante esa persona que si nos despierta calores terribles, tropicales. Calores que no apagan ni siquiera los inviernos mas crudos ni las ocupaciones mas cansadas, amantes que se imaginan durante la vigilia, que se translucen por entre los rayos de sol y que se sueñan en las noches de luna y estrellas.
Los amantes no duermen jamás, ellos esperan, sueñan siempre con un próximo encuentro y sus labios buscando los labios del amado, besando el aire o la almohada, esperando que algún dios sea benévolo y cumpla el milagro del encuentro y el extravió. Para la unión completa y total de espíritu y  materia, de sudor y saliva, de pericia y paciencia.
Ellos no han de ser jamás egoístas, ambos se buscan en el otro, y mientras retozan y retuercen, ambos se buscan en la mirada y tratan de ver su reflejo en los ojos ansiosos y excitados. No pueden permitirse que esos escasos momentos se pierdan y por eso dan todo de si para que todo sea perfecto. No anteponen jamás su placer, buscan el máximo placer de su compañera o compañero, por que saben que en el placer de la otra persona esta la clave del amor verdadero, y por eso saben que el verdadero nirvana reside en las emociones que despiertan y en las sensaciones que hacen florecer. Ellos no pueden ser egoístas, ambos tratan de dar el máximo placer que la carne y la imaginación puedan darse y por eso mismo aplican toda su sapiencia y control, toda la armonía necesaria para lograr el ideal; el abrazo perfecto y profundo que se desencadena en ese vendaval, ese remolino y ese mareo, en ese grito ahogado,  oh, como dicen en Paris, esa sabio pueblo de amantes inmemoriales, buscar Le petit mort.
Pero, no, no piensen mal, ellos ha sido estigmatizados por los que no sonríen, por los reprimidos, por las sociedades aburridas, por las hipócritas.
No son solo copula y éxtasis, no, desengáñense, no todo es solo una unión salvaje y continua, no, ellos se quieren de la manera en que deberían quererse todos, pensando siempre en que la otra parte no sufra ni padezca por nada ni por nadie. Haciendo que esas horas o días que estarán juntos sean casi eternos, haciendo que cada segundo valga la pena y que cada palabra sea un poema. Observando el sueño y velando su descanso, esperándolo con una gran sonrisa y ofreciéndole sus amorosos brazos abiertos, el cabello limpio y perfumado de incienso y mirra, de especias orientales y rosas recogidas en la tarde.
Ellos sufren, y de ese dolor terrible es culpable el destino, ellos, ellos no tienen la culpa de estar ya casados, o con hijos. No tienen la culpa de haber encontrado a sus almas gemelas en tiempos diferentes, en otras latitudes, en países exóticos, en mares extraños. El destino es el que hace que conozcan sus amores en años diferentes, en tiendas de libros, en bares alegres, en hoteles de paso.
Se aman, y su amor tiene el encanto de las calles que ellos cruzan fuertemente abrazados. A veces, temiendo ser reconocidos, y entonces ellos se van, a paso rápido, donde su amor no sea interceptado, y ya solos, explotan en besos y miradas, y se buscan las bocas envolviéndose las lenguas en capullos de seda y corales. Se acarician, se observan detenidamente, como si temieran cerrar las pestañas y perder esa imagen adorada. En la cama de hotel, en la cama desordenada, el le canta viejos boleros, baladas, romanzas. Ella le habla con cariño infinito en lenguas desconocidas, mientras saborea su piel con los dedos, recorriéndolo palmo a palmo, como haciendo un mapa de su cuerpo, como para reconocerlo hasta en las noches mas oscuras.
Los amantes pueden ser de diferentes países, de colores y lenguas, pueden pensar diferente, pero nada de eso logra impedir que ellos se busquen ávidamente, que se extrañen y se esperen, no hay distancia para los hilos de plata que se trazan entre ellos, no hay razón que valga para su amor de adolescentes, por que no importa que edad tengan, ellos siempre serán dos niños que se necesitan como solo un niño y una niña pueden necesitar de un abrazo y un te quiero.
No importa cuantas vidas o parejas estén en su pasado, el amado siempre será el primero, y, en sus corazones, serán también los últimos, y los únicos de ese universo que es la vida de una mujer y un hombre enamorados.
Amantes, hombres y mujeres acoplados perfectamente, en el abrazo perfecto, unidos en un solo corazón, latiendo a la distancia, haciendo planes de encuentros, de besos volados, de cartas ardientes, de deseos lejanos.
Los amantes, tocándose los dedos bajo las sabanas, mirándose profundamente, sabiendo que quizás esa sea la última vez que se ven.
Lloran a escondidas, lamentando no poder ni siquiera rozar una mano, apreciar quizás, su imagen a lo lejos. Por eso urden planes, trazan planos, fijan horas, buscan excusas, escapan por unos días. Las miradas cómplices de los hosteleros los acogen. Afuera, la ciudad gris camina su paso cansado, con su suave garua humedeciendo las aceras y avenidas.
Dentro del hotel, un hombre y una mujer están absortos en su ritual mágico, adorando el Lingan y el Yoni, Tantra de los sentidos, de los despertares. Yoga del aire, del cielo, de la tierra. Buscando los ángulos no buscados, reencarnándose en los Nirvanas del mareo y la maestría del beso de kamala, ahogándose en el Kundalini, alimentando la serpiente mágica del orgasmo continuo.
Oh, divinos amantes siderales, oh incansables centauros de los caminos, oh bellas ninfas de los ríos, princesas europeas e Incas citadinos. Le escribo a la que esta lejos, a la que suspira, tan dulce y ardiente, y de pies fríos.


25 julio de 2010 – Luis J. Torres


Instantes



Es naturaleza del ser humano no conformarse con lo que tiene y querer siempre más. Por eso nadie entiende que tú eres mi universo, a pesar de las circunstancias, y que lo que nos une pesa más que lo que nos separa. Por eso solo yo sé cuánto me necesitas, y me conformo con esos instantes que nadie nos puede quitar. 


miércoles, 21 de diciembre de 2016

Intenso

 

Dicen que el amor ha de ser intenso como el café, y es que contigo quiero una dosis intravenosa y repetir cada vez que la vida cruce nuestros caminos ¿será este nuestro destino?


lunes, 21 de noviembre de 2016

Se busca



No entenderé nunca por qué hay tantas personas que juegan con los sentimientos de los demás. Te buscan, te ilusionan, y después te tiran a la basura, así, sin más.

Cada vez hay menos personas con valores, y las pocas que existen posiblemente estén tan quemadas de lo que hay en este mundo, que acaban cerrandose en sus propios muros y deciden quedarse solos antes que estar mal acompañados.

Y me parece una verdadera pena que hoy en día ya nadie valore los sentimientos honestos. Que ya nadie crea en el amor. Que ya nadie luche por nada. Que se vaya simplemente a lo fácil.

Porque lo fácil te hace feliz hoy, pero mañana ya ni siquiera estará en tus recuerdos.

Y a pesar de tantas personas insensibles con las que me he cruzado, soy tan inocente que a pesar de todo, sigo creyendo en el amor verdadero... quizás soy una soñadora inconsciente de que jamás encontraré lo que busco. Pero al menos no tiro la toalla, porque lo último que se pierde es la esperanza.



martes, 15 de noviembre de 2016

Llamas de pasión


Todavía despierto a tu lado cuando me sueño en los brazos de alguien,
y es que no consigo olvidar el incendio que causaban en mi tus llamas de pasión...



viernes, 21 de octubre de 2016

Recuerdos





Qué importa que no fueras mío,
si cada vez que podíamos vernos,
cada vez que se fundían nuestros cuerpos, 
o con el roce de un simple beso,
cada vez que se cruzaban nuestras mirads,
y cada vez que creabamos un nuevo recuerdo,
tu alma y la mía se tocaban
creando un nuevo universo.

Qué sabrán los que dicen que no fuiste mío,
si en el alma llevamos grabados
cada uno de los instantes
que juntos pasamos.

Y aunque el destino no quiera
que nuestros caminos se vuelvan a cruzar,
nos llevamos el uno al otro
marcados a fuego
en cada uno de nuestros recuerdos. 


 

martes, 18 de octubre de 2016

Ironía





Sin querer, te encontré
y sin darme cuenta,
te volví a perder...
Aunque en realidad,
nunca fuiste mío
Pero a pesar de lo corta
que ha sido tu estancia en mi vida,
permaneces muy dentro de mi,
porque conseguiste darme mucho más
que algunas personas que compartieron
sus vidas conmigo.

Qué ironía.

Y aquí sigo enamorada,
mientras tú sigues tu vida.


jueves, 13 de octubre de 2016

Oscuridad

A veces te busca la oscuridad,
y a veces la buscas tú.
No es malo apartarse de la luz,
siempre y cuando sepas que existe.
Apartarte, analizarte, estar sola.
Estar triste y llorar,
y así vaciar el alma
de pesos innecesarios.

CAG 13.10.2016